viernes, 20 de marzo de 2015

Piden alcaldes de Mochitlán y Quechultenango meter en cintura a policías comunitarios


                             
Carlos Cabrera/NOTYMAS

Chilpancingo, Gro., marzo 20 de 2015 (NOTYMAS).- Los alcaldes de Mochitlan y Quechultenango, Cevero Espíritu Valenzo y David Astudillo Morales, respectivamente, exigieron la intervención del gobierno del Estado para meter en cintura al grupo de policías comunitarios que opera en la localidad de Petaquillas. 

En conferencia de prensa, los ediles denunciaron una serie de abusos y atropellos que cometen los guardias civiles en contra de los habitantes de sus municipios, cuando cruzan por Petaquillas en su trayecto hacia la cuidad de Chilpancingo. 

Los retenes y puestos de vigilancia que establecen los policías comunitarios del Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), son de manera ilegal y violentan los derechos de la población aseguró Cevero Espíritu Valenzo.

Estas acciones arbitrarias de seguridad, dijo el alcalde Quechultenango, han afectado severamente la economía de ambos municipios, la cual depende en su mayoría del flujo de visitantes a la zona turística Circuito Río Azul. 

Por todo lo anterior, ambos ediles solicitaron la intervención del gobierno del Estado, para que juntos encuentren un remedio a este problema, donde se vean beneficiadas todas las partes involucradas. 

A principios del mes de febrero, un grupo de policías comunitarios asumió el control de la seguridad pública de la localidad de Petaquillas, municipio de Chilpancingo, la cual era muy afectada por la disputa que sostenían grupos antagónicos de la delincuencia organizada que operan en la región. 

Desde los primeros días en que entraron en funciones los guardias civiles, pobladores de Mochitlan y Quechultenango manifestaron su inconformidad, inclusive, en varias ocasiones han protestado en el palacio de gobierno, en Chilpancingo. 




Publicar un comentario