miércoles, 9 de septiembre de 2015

Guerrero no esta preparado para enfrentar un tsunami, dice PC



Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro., septiembre de 2015.- Raúl Miliani Sabido, secretario de Protección Civil del gobierno estatal, informó que algunas viviendas de la colonia El Mirador, en Chilpancingo, se construyeron sin dictámenes.

Esas viviendas fueron entregadas a las familias damnificadas por la tormenta Manuel y el huracán Ingrid que azotó Guerrero en septiembre del 2013. Las viviendas entregadas registran cuarteaduras y hundimientos.

Miliani informó que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) no solicitó dictámenes para todas las viviendas. “Algunos los hemos tenido que hacer a petición de los damnificados que llegan a ocupar la misma
”.
Detectaron “fallas constructivas” pese a que el terreno es factible para la construcción de viviendas, pero tiene que ser armonizado con la introducción de servicios.

Informó también que durante ese tiempo cuatro funcionarios de Protección Civil Estatal fueron suspendidos porque estaban cobrando los dictámenes, los cuales son gratuitos hasta el momento.

Sobre los daños que dejaron los fenómenos naturales indicó que se está avanzando en la reconstrucción física y hasta cierto punto en la social, pero hace falta la económica y la jurídica.

Ésta última tiene que ver con las irregularidades que se cometieron para el cambio de uso de suelo en zonas de humedales, principalmente en Acapulco.

Por eso urgió una reforma a la Ley de Desarrollo Urbano, para que las licencias de construcción no sólo las autoricen los municipios, sino que sea un órgano colegiado.

En materia de sismicidad, Miliani aceptó que para este año no fue posible ampliar la alerta sísmica por falta de recursos. El presupuesto de este año para Protección Civil fue de 244 millones de pesos, precisó.

La licencia de la alerta sísmica le cuesta 3 millones de pesos al gobierno del Estado.

“El problema es la falta de presupuesto. Para que contamos con ocho equipos si nos cuesta ente 10 y 12 millones de pesos, para equipamiento y capacitación de personal. Más adiestramiento de perros, que cuesta 3 millones de pesos”, sostuvo.

“No es tan caro, pero no hay recursos. Si tenemos ese presupuesto en los radios de alerta sísmica, podemos informar sobre lluvias, marchas, manifestaciones, accidentes de tránsito, bloqueos carreteros, podemos llevar información a la población de manera más rápida”, señaló.

Informó que necesitan de uno a dos helicópteros para utilizarlos como ambulancia aérea para atender las zonas más complicadas de acceso. “Son muchos ejes que se tienen que replantear”.

“Es hacer una reingeniería de la administración pública estatal, ante la falta de recursos, por eso hay que insistir en la prevención”, sostuvo.


En caso de tsunami, confirmó, no cuentan con plataformas de refugio, principalmente en Acapulco. “Si ocurre un sismo en la brecha de Guerrero y si después viene un tsunami, nos va a golpear muy fuerte”. 
Publicar un comentario