miércoles, 21 de junio de 2017

Adelanta el gobernador la alerta de género en 8 municipios de Guerrero



Josefina Aguilar Pastor/NOTYMAS
Chilpancingo, Gro., junio de 2017. A unos días de que se cumpliera un año de que la Alianza Feminista solicitó la declaratoria de violencia de género, este miércoles, el gobernador, Héctor Astudillo, determinó emitir la declaratoria de alerta de violencia de género en los ocho municipios con mayor incidencia en feminicidios.

El anuncio lo realizó el mandatario, en un evento montado en el vestíbulo del edificio centro en palacio de gobierno, donde dio lectura a un documento, con el que dio a conocer “Con base en la ley 553 de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia del Estado libre y soberano de Guerrero y su reglamento, hemos determinado emitir la declaratoria de alerta de violencia de género en los municipios de Acapulco, Ayutla, Chilpancingo, Coyuca de Catalán, Iguala, José Azueta, Ometepec y Tlapa”.

Esto aclaró el mandatario, es independiente del proceso federal que en su momento concluirá la Secretaría de Gobernación, a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), “de cuyos resultados seremos respetuosos”, adelantó.

Con ello, reconoció que su gobierno, tiene el ineludible deber de establecer medidas emergentes para detener la violencia de género y la violencia feminicida, “lamentablemente, el fenómeno de la violencia feminicida se ha convertido en un problema de carácter nacional. La declaratoria de Alerta de Violencia de Género, ha sido decretada en siete estados del país y en otras 24 entidades se encuentra en proceso de dictaminación”, refirió Astudillo Flores.
Acciones.

Entre las acciones a tomar de ahora en adelante comentó el ejecutivo estatal, se encuentran; fortalecer la Fiscalía Especializada para la Investigación de Feminicidios, consolidar el funcionamiento del Centro de Justicia para Mujeres de la Fiscalía, asegurar el funcionamiento del Banco Estatal de Datos, establecer acciones preventivas, de seguridad y justicia para enfrentar y abatir la violencia feminicida.

Reasignar los recursos presupuestales para hacer frente a la contingencia de violencia de género, implementar medidas para el cumplimiento en la reparación del daño a las víctimas de la violencia de género y consolidar instrumentos que hagan efectivo el cumplimiento de las leyes, para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y de igualdad entre mujeres y hombres.

A fin de que las políticas públicas que emprendan contribuyan significativamente a la restitución de la dignidad de las mujeres, el gobernador solicitó el apoyo de las distintas instituciones; al Poder Legislativo avanzar en la armonización de las leyes que protegen los derechos humanos de las mujeres; al Poder Judicial, garantizar el acceso a la justicia y la sanción efectiva a quienes comentan agravios en contra de las mujeres.

En el ámbito de la procuración de justicia, garantizar la atención sensible a las mujeres víctimas de violencia y la aplicación de protocolos de actuación en la investigación de los delitos que dañan a las mujeres guerrerenses; la Comisión de Derechos Humanos del Estado y a la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, fortalecer la cultura de respeto a los derechos humanos de las mujeres y la atención a víctimas de delitos y de violación a sus derechos humanos, para incidir en la modificación de patrones socioculturales basados en estereotipos.

A los Ayuntamientos, cumplir con sus deberes legales para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

“El reto que estamos enfrentando es tarea compleja. Las condiciones de pobreza de nuestro Estado, la situación de la violencia y las restricciones presupuestales, obligan a un esfuerzo conjunto y coordinado de los poderes del Estado, los tres órdenes de Gobierno, los órganos autónomos, los actores políticos y las organizaciones de la sociedad civil. Solo de esta manera se permitirá que esta nueva etapa en la vida de las mujeres guerrerenses contribuya a la construcción de su ciudadanía, a su pleno empoderamiento y, sobre todo, a vivir una vida libre de violencia en el ámbito público y privado”, concluyó el gobernador, Héctor Astudillo.

No dejó de mencionar que este proceso inició el 23 de junio de 2016, a raíz de que la Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres, A.C., presentó ante el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), en su calidad de Secretaria Ejecutiva del Sistema Nacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, una solicitud de declaratoria de Alerta de Violencia contra las Mujeres, para los municipios de Acapulco, Ayutla, Chilpancingo, Coyuca de Catalán, Iguala, José Azueta, Ometepec y Tlapa.


El 28 de junio del mismo año, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM) emitió el acuerdo de admisibilidad de la solicitud, y la remitió a la Secretaría Ejecutiva; y el 12 de septiembre, el Gobierno del Estado aceptó el informe que contiene 10 conclusiones y 52 indicadores, mismos que deberían cumplirse en un término de 6 meses que al concluir, presentó el informe que da cuenta del cumplimiento de las conclusiones y sus respectivos indicadores. 
Publicar un comentario