sábado, 6 de agosto de 2016

Alerta IMSS sobre incremento en accidentes caseros en niños durante periodo vacacional




Acapulco. Gro. Agosto del 2016. Hasta 30 por ciento de incremento se registra en consulta de atención médica continua en unidades de medicina familiar (UMF) a causa de accidentes caseros en niños menores de cinco año durante el periodo vacacional de verano, como: caídas, golpes, electrocuciones y quemaduras por exposición prolongada al sol, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Guerrero.

Durante el periodo vacacional más largo del año, muchas familias deciden quedarse en su hogar para descansar en forma plena, sin embargo, la falta de actividades hace que el ocio de los niños se incremente, provocando diversos accidentes de tipo caseros como caídas de escaleras, electrocuciones (al ingresar dedos y algún tipo de material a los enchufes de luz) y quemaduras al ingresar a la cocina.

El coordinador médico de segundo piso de la UMF N° 9 del IMSS, ubicada en Acapulco, Ángel Gómez Carbajal, comentó que hasta 80 por ciento de los niños que se quedan en el hogar sufre algún accidente, a falta de una vigilancia de padres o tutores.

Son zonas de riego lugares donde hay fuego y electricidad cerca del piso o del área donde el niño pueda alcanzarlos; es necesario evitarles contacto con estufas y en el caso de los contactos colocarles un protector o alguna cinta que cubra los contactos y que evite que los niños puedan meter la mano o un objeto metálico o cuchillos en la cocina o el fuego de estufa”, comentó.

En caso contrario, comentó, cuando la familia decide salir de vacaciones a un sitio de playa, como lo es Acapulco, aparte de llevar la cartilla de salud y la vigencia de derechos, son necesarias algunas recomendaciones extras para evitar quemaduras hasta de primer grado en los menores de edad.

“En algunos casos se incrementan los accidentes, como somos un destino turístico, en playa, algunas quemaduras de primer grado por contacto excesivo en el sol, por eso hay que tener mucho cuidado de las horas cuando los niños entren a la alberca, las raspaduras, los niños se llegan a fracturar por los ejercicios extremos”, mencionó el médico familiar.

Gómez Carbajal comentó que durante el horario donde el sol es más intenso –de 12:00 a 15:00 horas- se debe aplicar un proyector solar de factor 50, una hora antes de que la persona se exponga al sol, y repetirse la aplicación cada tres horas mínimo para evitar las quemaduras, ya que los productos químicos del agua de alberca o la sal del agua de mar, diluyen la protección.


Publicar un comentario