domingo, 24 de julio de 2016

Ambrosio Soto pidió ayuda a Peña Nieto días antes de ser asesinado, pero no obtuvo respuesta: Beatriz Mojica



Luis Jijón León/NOTYMAS
Chilpancingo, Gro., julio 24 de 2016 (NOTYMAS).- El presidente municipal de Pungarabato Ambrosio Soto Duarte, pidió ayuda 14 días antes de que fuera asesinato al presidente, Enrique Peña Nieto.

El llamado de auxilio se dio luego de que fuera asesinado su primo y ante las constantes amenazas de muerte que recibía por parte de integrantes de la delincuencia organizada, pero no obtuvo respuesta.

El edil fue asesinado durante una emboscada por hombres armados la noche del sábado en la comunidad de San Lucas perteneciente al estado de Michoacán. En el lugar perdió la vida su chófer y resultaron heridos los agentes federales que estaban asignados a su seguridad.

El 8 de julio, el edil perredista pidió ayuda a través de las redes sociales a Peña Nieto, tras las reiteradas amenazas de muerte de las que era objeto por integrantes de la delincuencia organizada.

“Mataron a mi primo, estoy amenazado por la delincuencia organizada. Ya es hora de actuar señor presidente EPN (Enrique Peña Nieto) Tierra Caliente lo necesita”, publicó en su cuenta de Twitter, Ambrosio Soto.

Sebastián Soto Rodríguez, primo del edil, fue encontrado asesinado junto a su chófer el 5 de julio en un basurero ubicado en Cutzamala de Pinzón.

Tras los hechos el primer edil solicitó el regreso de la Policía Federal, pues tras su salida, declaró, los municipios de Tierra Caliente y sus comunidades habían quedado a merced de los grupos de la delincuencia.

El siete de julio Soto Duarte, denunció ante reporteros al concluir un evento en Casa Guerrero, que había sido objeto de nuevas amenazas por integrantes de la delincuencia organizada y los criminales le advirtieron a través de un mensaje de texto en su celular que aprovecharían la salida de la Policía Federal para asesinarlo.

“Nosotros queremos sumarnos a la petición que hizo el gobernador (Héctor Astudillo Flores) en el gobierno federal para que regrese la Policía Federal a la Tierra Caliente, están sucediendo eventos preocupantes, complicados, que vale la pena que el gobierno federal regresé a ver a la Tierra Caliente”, expuso.

El asesinato de su primo, lo tomó como una advertencia de los grupos delincuenciales y dijo estar dispuesto a encabezar un movimiento de autodefensa con los ganaderos quienes comenzaban a armarse ante el robo de sus animales.

En noviembre del 2015, semanas después haber asumido el cargo, el edil, denunció públicamente que un grupo de la delincuencia organizada le exigía como cuota tres millones de pesos, lo que lo obligó a presentar su renuncia al Comité Ejecutivo Nacional (CEM) del PRD.

Dicha denuncia, obligó a implementar un operativo especial en la zona, la cual no dio resultados y las extorsiones y secuestros a comerciantes continuaron.

A principios del mes de enero, fue secuestrado el esposo de la síndica Rosalba Rendón Andrade, Gustavo Borja.

Dentro de las demandas de los delincuentes para no asesinar al empresario fue una fuerte cantidad de dinero y la renuncia al cargo de la síndica.

El asesinato de Soto Duarte, es responsabilidad de Peña Nieto, quien se negó a brindar la atención a la violencia en Tierra Caliente y prefirió utilizar a los elementos federales para reprimir al magisterio que combatir a los delincuentes, denunció la secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional (CEM) del PRD, Beatriz Mojica Morga.

A través de su cuenta de Facebook, Mojica Morga recordó que el edil denunció las amenazas de la delincuencia organizada y pidió ayuda al gobierno federal, pero no fue escuchado y lo asesinaron.



Publicar un comentario