domingo, 24 de julio de 2016

En todo momento el gobierno estatal atendió peticiones de seguridad de Soto Duarte: Astudillo Flores



Josefina Aguilar Pastor/NOTYMAS
Chilpancingo, Gro., julio 24 de 2016 (NOTYMAS).- El presidente municipal de Pungarabato (Ciudad Altamirano), Ambrosio Soto Duarte, decidió viajar en horas inconvenientes, en una zona de alta peligrosidad, a sabiendas de que había sido amenazado por un grupo delictivo, declaró el gobernador Héctor Astudillo Flores, quien afirmó que en todo momento su gobierno, atendió las peticiones de seguridad del hoy occiso, luego de haber  recibido fuertes amenazas de muerte.

En un encuentro en el que solo dio lectura a un comunicado, el mandatario estatal, luego de lamentar el asesinato del presidente municipal de Pungarabato (Ciudad Altamitaro), Ambrosio Soto Duarte, la noche de este sábado, subrayó, que le llama la atención que haya realizado el viaje a sabiendas de había sido amenazado por un grupo delictivo  y que lo haya hecho en horas inconvenientes, en una zona de alta peligrosidad.

Dio a conocer que el día de los hechos, el alcalde, se habría trasladado a Huetamo, Michoacán, a realizar un negocio familiar, para lo cual, pidió ser escoltado solo por el grupo de policías federales, mientras que pidió que los estatales asignados a su seguridad, se quedaran en Pungarabato, resguardando a su familia.

Luego de narrar los hechos en los que perdió la vida el alcalde, su chófer, así como un presunto delincuente y dos policías federales resultaron heridos, el gobernador negó los comentarios vertidos en diferentes medios, en el sentido de que el hoy occiso, carecía de seguridad personal a pesar de haberla solicitado, enumeró que el 27 de octubre pasado, la policía federal, estableció un operativo en el que desplegaron un importante número de elementos, equipos especiales de seguridad el cual se mantiene a la fecha, afirmó.

Desde enero de este año agregó el mandatario, Soto Duarte solicitó y le fue conferido, seguridad por parte de la policía estatal, tanto para él, como para su familia. El día de los hechos refirió el propio ahora extinto alcalde, solicitó a la policía del Estado, mantenerse e Pungarabato para la protección de su familia, saliendo él solamente con los efectivos de la policía federal.

“Subrayo, el presidente Ambrosio Soto Duarte, contaba con protección de la policía federal y de la policía del Estado”, agregó que las peticiones de seguridad que presentó, fueron atendidas por su gobierno.

A nombre del gobierno Estatal, Astudillo Flores, externó su profundo pesar” por este y todos los actos que dijo, han segado la vida de ciudadanos del Estado de Guerrero, y reiteró su compromiso de mantenerse firme contra los grupos delictivos y ratificó que con el apoyo del gobierno federal, los cuidadanos, tendrán las respuestas a sus legítimas exigencias de seguridad pública.


En el gobierno que encabeza sostuvo lamenta estos hechos que lastiman a  todos, además de estar convencido de que esta es la hora en la que todos como guerrerenses deben sumar sus mejores esfuerzos para lograr mejores condiciones en materia de seguridad. (NOTYMAS)
Publicar un comentario