jueves, 12 de marzo de 2015

Héctor Astudillo Une a los priístas… Pero en su contra




Por Luis García Arteaga.
Imposiciones, falta de respeto, mentiras, no cumplir su palabra y violar los acuerdos con los grupos de poder priísta regionales en Guerrero, son la causa de que militantes y destacados cuadros se unan en contra de la candidatura a gobernador del Estado de Guerrero de Héctor Astudillo Flores quien.

Este miércoles, en la ciudad de México, se reunieron en el restaurante La Mansión, Rubén Figueroa Alcocer, Rubén Figueroa Smutny y Mario Moreno Arcos. Al abordar los temas de Guerrero coincidieron en que el equipo de campaña del candidato priísta a gobernador ha faltado a su palabra, ha mentido y no ha respetado los acuerdos que habría  consolidado una candidatura de unidad. 

En cada una de las regiones, argumentaron, han sido desplazados los precandidatos con presencia y que habrían sido aprobados en reuniones con el candidato antes que fuese ungido como tal. A partir que asumió su candidatura ha desplazado y enderezado campañas difamatorias en contra de quienes han sido sustituidos por gentes afines al grupo de Astudillo.

En Acapulco, por ejemplo, el acuerdo fue que el grupo Figueroa impulsaría la candidatura de Astudillo a cambio de la candidatura a presidente municipal de Rubén Figueroa Smutny. Astudillo colocaría a casi toda la planilla de regidores y síndicos. Sin embargo ese acuerdo fue desconocido y los coordinadores de campaña y el aún presidente del CDE del PRI filtraron a los medios que el candidato a gobernador cerraría la puerta a Figueroa Smutny en Acapulco.

En Taxco ha pasado algo similar. El acuerdo fue impulsar al diputado local Omar Jalil Flores Majul. Una vez candidato Astudillo desconoció el acuerdo y pretende imponer a Salomón Majul, tío del actual diputado local y padre del actual presidente municipal, Como diputada se impuso a Flor Añorve Ocampo.

Algo similar sucede en Iguala, en donde el maestro Gama fue desplazado por Gerardo Albarrán. El acuerdo fue por lo contrario. Astudillo también ahí mintió.

En Chilpancingo el afectado es el grupo de Mario Moreno Arcos. Todos los acuerdos y posiciones en la campaña han sido desconocidos una vez que Héctor Astudillo se convirtió en candidato. Le cerraron el paso al actual alcalde. También a su gente.

Por otro lado crece la inconformidad por la imposición como jefes de prensa de Bizmarck Villanueva y Sergio Flores, éste último primo hermano del candidato. La protesta de comunicadores tiene que ver con el latrocinio cometido en la pasada campaña a gobernador de Manuel Añorve, cuando Villanueva robó el dinero destinado al pago de publicidad a medios.


Astudillo, dicen, une cada día más a los priístas… pero en su contra. Pierde la oportunidad de regresar al PRI a gobernar Guerrero.
Publicar un comentario