jueves, 12 de marzo de 2015

Aidé Nava; tres veces fue víctima del crimen organizado



*** La precandidata perredista a la alcaldía de Ahuacotzingo fue encontrada decapitada y con un narco-mensaje en el que se advierte que lo mismo le pasará a los candidatos que no se quieran “alinear” al grupo de “Los Rojos”

*** En 2014 fue asesinado su esposo el ex alcalde Francisco Quiñones; en 2012 fue secuestrado su hijo que a la fecha no aparece

*** El PRD solo busca el blindaje de la candidata a gobernadora, Beatriz Mojica, pero acusa de una “anomia institucional”

*** De la Rosa afirma que con el crimen “se enrarece el proceso electoral” 

Equipo API
Chilpancingo, Gro.- La precandidata del PRD a la alcaldía de Ahuacotzingo, Aidé Nava González fue decapitada y, junto a su cadáver los victimarios dejaron un mensaje en el que sentenciaron: “Esto les va a pasar a todos los putos políticos que no se quieran alinear”.

Para el partido del sol azteca, el crimen enrarece el proceso electoral, pero la dirigencia no buscará seguridad para sus candidatos a diputados y alcaldes, solo pretende el cobijo de Beatriz Mojica Morga, contendiente por la gubernatura.

El hallazgo…

Durante la tarde y noche del martes, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Secretaría de Defensa Nacional y la Fiscalía local, armaron operativos conjuntos para la búsqueda de la precandidata perredista que había sido “levantada” por un grupo armado horas antes.

Sin embargo la operación solo logró encontrar a Nava González, sin vida. De acuerdo al informe de la Fiscalía General del Estado (FGE), el cuerpo sin vida de la aspirante a alcaldesa, fue hallado en un camino de terracería alrededor de las 19:30 horas del mismo martes, 2 kilómetros antes de llegar al poblado de Oxotitlan, en el municipio de Ahuacotzingo.

El hallazgo fue reportado por una persona del sexo masculino vecino de dicha localidad, por lo que al lugar llegaron elementos de la Policía Investigadora Ministerial (PIM) y, un agente del Ministerio Público del distrito judicial de Álvarez para realizar las diligencias de ley.

El cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense (SEMEFO) de Chilpancingo para practicarle la necropsia de ley, iniciándose la averiguación previa ALV/SC/AA/04/0023/2015, por el delito de homicidio en contra de quien resulte responsable.

En un boletín de prensa, la Fiscalía a cargo de Miguel Ángel Godínez Muños se comprometió a investigar hasta dar con los responsables del crimen y castigarlos, evitando que el crimen quede impune.

Durante la madrugada de este miércoles se realizó el levantamiento cadavérico y, fuentes oficiales indican que la víctima tenía huellas de tortura además de que la decapitaron.

Junto a los restos fue encontrada una manta que es adjudicada al grupo criminal “Los Rojos ZNS”, en el cual se leía: “Esto le va a pasar a todos los putos políticos que no se quieran alinear y putos chaqueteros Atte Puro Rojo ZNS”.

Al medio día de este miércoles el cadáver fue entregado a los familiares de la víctima en el Servicio Médico Forense, donde además llegaron militantes y líderes perredistas.

La desgracia rondó a la candidata desde el 2012…

Aidé Nava González era una militante perredista que ya había sufrido las inclemencias de la violencia en esta entidad, así como la impunidad de las que pareciera que los gobiernos son cómplices u omisos.

El 28 de junio del año pasado (2014), es decir, hace apenas nueve meses; su esposo el perredista Francisco Quiñones Ramírez, también ex alcalde de Ahuacotzingo, fue asesinado a balazos en la entrada a la cabecera de ese municipio.

El alcalde durante el periodo 2009-2012, fue emboscado y rafagueado cerca de la una de la tarde cuando viajaba en su camioneta Ford Lobo color rojo. Junto a él iba su esposa Aidé Nava González, quien había sobrevivido.

Según se reportó aquel día, Francisco y Aidé habían ido de compras a Chilapa cuando al regresar a su casa en Ahuacotzingo fueron atacados por un grupo armado cuyos integrantes nunca fueron castigados por las autoridades.

Quiñones Ramírez fue herido por proyectiles de arma de fuego en una pierna y en el torax, lo que le provocó un sangrado intenso. Aún con vida fue llevado a la cabecera de Ahuacuotzingo donde lo prepararon para trasladarlo a la capital del Estado, donde finalmente murió alrededor de las 6:00 de la tarde, reportaron los periódicos locales.

En aquel entonces, al igual que ahora Aidé preparaba su campaña proselitista con miras a las elecciones de junio próximo, Quiñones también iniciaba un proyecto político con miras al 2015 donde pretendía reaparecer en la política. 

Sobre la carretera que lleva a Ahuacuotzingo, aparecieron pintadas piedras de color amarillo con las letras F y Q, con la leyenda “soy tu amigo”. Era la estrategia publicitaria del ex edil.

Pero la desgracia en la familia de Quiñones rondaba desde tiempo atrás. El 11 de octubre del 2012, el joven Francisco Quiñones Nava fue secuestrado. Es hijo del ex alcalde y la aspirante a presidenta, hoy finados los dos perredistas, víctimas de la fuerte presencia de grupos del crimen organizado en la entidad contra los que el gobierno federal o estatal, no han podido.

En febrero del 2013 los captores del joven subieron un vídeo al YouTube donde el joven con los ojos vendados clama que sus padres entreguen 300 mil pesos para su liberación, sin embargo nunca se supo si el rescate fue entregado.

Entonces vino el asesinato de su padre y, ahora el de su madre, mientras el joven sigue en calidad de desaparecido.

Tras el asesinato de Francisco Quiñones Ramírez, la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado se comprometió a perseguir a los responsables y hacer justicia, pero todo quedó en una promesa. 

Es preciso mencionar que en mayo del 2013, el ex edil fue detenido junto a otras tres personas por portación de un arma calibre .38 súper, así como unos gramos de marihuana, pero luego fue liberado.

La segunda condena perredista…

Por el asesinato de Aidé Nava González, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) lamentó y condenó los hechos. Exigió a las autoridades correspondientes el esclarecimiento de los hechos y castigo a los culpables.

Las consignas del partido son similares a las de hace nueve meses cuando ejecutaron a Francisco Quiñones. El vocero del partido consideró entonces que era un “artero atentado” en el que perdió la vida Quiñones y sobrevivió su esposa Aidé. Pidieron investigación a fondo del caso pero al parecer no se hizo pues a la fecha no han sido identificados los responsables.  

Este miércoles 11 de marzo, el Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del PRD envió un comunicado de prensa en el que condenó “enérgicamente” el asesinato de la precandidata.

“El hecho es repudiable e inadmisible, tratándose de quien había sido víctima del asesinato en junio pasado de su esposo Francisco Quiñones Ramírez, primer alcalde perredista de ese municipio, y había vivido la zozobra del secuestro, en octubre del 2012, de su hijo Francisco Quiñones Nava quien continúa desaparecido”, expone el redactor del boletín.

Agrega que el perredismo guerrerense está de luto y se solidariza con las familias de las víctimas de la ola de violencia “que azota nuestra dolida entidad”. También acusan que la ciudadanía vive actualmente una inclemencia humana ante la descomposición social, “la impunidad y anomia institucional”.

 El PRD Guerrero solicitó a través de dicho documento, al presidente de la República Enrique Peña Nieto y al Gobernador Rogelio Ortega Martínez, el esclarecimiento del crimen y, acciones inmediatas para evitar más crímenes políticos.

Demandaron castigo a los responsables, cese al hostigamiento hacia las mujeres y a la violencia contra dirigentes sociales, así como a las candidatas y candidatos a algún cargo público. Pidieron a los tres órdenes de gobierno que garanticen seguridad durante el actual proceso electoral.

Blindaje, solo para la candidata a gobernadora… 

A pesar del asesinato de la precandidata al municipio de Ahuacuotzingo, el PRD no solicitará seguridad para los candidatos a diputados o alcaldes, únicamente solicitarán el resguardo para la candidata a gobernadora, Beatriz Mojica Morga.

Tras condenar el asesinato de Aidé Nava González, el presidente del Comité Ejecutivo Estatal del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán pidió que se esclarezca el caso considerando que éste afecta directamente al proceso electoral.

En entrevista telefónica, el dirigente estatal dijo que ya había tenido comunicación directa con el Fiscal General del Estado Miguel Ángel Godínez Muñoz, quien le notificó que tiene un equipo especial dedicado al caso de la precandidata asesinada y, se está trabajando para tener avances en las investigaciones lo más pronto posible.

Celestino Cesáreo afirmó que Aidé Nava González era la precandidata más fuerte para la alcaldía de Ahuacotzingo.

Y aclaró que a pesar del crimen y la amenaza en la narco-manta encontrada junto a los restos de Aidé; el partido no solicitará seguridad para ninguno de los candidatos, únicamente solicitarán el resguardo de quien contiende por la gubernatura.

El líder perredista aclaró que desde la semana pasada solicitó al gobierno del Estado la seguridad, sin que  hasta el momento haya tenido alguna respuesta.

Al cuestionarle el por qué no solicitará resguardo para el resto de los candidatos, el dirigente estatal dijo que “fue una decisión del partido”.

Insistió en que solo harán la solicitud para Beatriz Mojica pero, en caso de no tener respuesta del Estado, no insistirán, aunque abrió la posibilidad de que en caso de que la candidata lo requiera, de contratar seguridad privada.  

Por su parte, el líder de la corriente Nueva Izquierda a la que pertenecían Francisco Quiñones y Aidé Nava; Sebastián de la Rosa Peláez afirmó que el asesinato de la precandidata es una cuestión política, por lo que el crimen “enrarece el proceso electoral”.

Exigió a la Fiscalía General del Estado que investigue el supuesto mensaje dejado a través de una manta, donde se advierte que “eso le pasará a todos los putos políticos que no se quieran alinear”. De la Rosa alertó que dicho mensaje “podría ser un distractor”.

Ante los hechos exigió a la Fiscalía General del Estado que no se vaya con una línea de investigación solamente, porque podría tratarse de un “distractor” para ocultar “el verdadero fondo de las cosas”.

Quien fuera líder político de Aidé, exigió al gobierno federal y al Estado garantizar la seguridad de todos los candidatos en caso de ser necesario.

De la Rosa alertó que la semana pasada otro precandidato de Ometepec denunció que le balacearon su camioneta. (Agencia Periodística de Investigación)
Publicar un comentario