sábado, 5 de noviembre de 2016

CAMINANDO. (Fernando Barrera Ocampo)


 GUERRERO: LUCHADOR, HÉROE Y ENTIDAD FEDERATIVA.

     En un México convulsionado por  los estragos del final de la guerra de independencia, las ideologías de los mexicanos estallarían por  las tres tendencias del momento: Monárquicos, Republicanos y Borbonistas.
     Los monárquicos que  apoyaban la monarquía moderada plasmada en el Plan de Iguala y los tratados de Córdova; los republicanos, en su mayoría insurgentes que pelearon a la causa de 1811 y 1812; Borbonistas indecisos que estaban dispuestos a apoyar a cualquier de estas opciones, dependiendo quien sería el monarca, aclarando que si no gobernaba un rey de la casa de Borbón, se inclinarían por un gobierno republicano.
     Ante estos estragos de reacomodo de un gobierno independiente, consumado por  Agustín Iturbide y Vicente Guerrero, los reclamos de lucha no se quedaron atrás, Iturbide nombrado emperador mexicano, no convenció los ideales independentistas desde que firmó el acta de separación de España, donde declaró “Es supuesta la buena fè y armonía con la que nos conducimos en este negocio; creo que será muy fácil cosa que desatamos el nudo sin romperlo”.
     Vicente Guerrero nombrado presidente de México en 1829 y, quien desde 1821 luchaba por un ideal: la creación de un “departamento del sur”; pero primero luchó por la creación de una capitanía general. El 19 de octubre de 1821 por orden de Agustín de Iturbide se formaron las capitanías generales de provincia, que abarcaban todo el país.  Una de ellas comprendía gran parte lo que había sido la provincia de Tecpan, que era la jurisdicción de Tlapa, Chilapa, Tixtla, Ajuchitlàn, Ometepec, Tecpan, Jamiltepec y Teposcolula y San Juan Huetamo, quedando bajo la orden del General Vicente Guerrero, y se abrió a la causa del federalismo y a la forma de un gobierno republicano, representativo y popular  que diò origen a nuestra República.
     En la constitución de 1824 se adoptó un sistema republicano  federal, con Guadalupe Victoria como presidente y Nicolás Bravo como vicepresidente, el país se dividió en 19 estados y 4 territorios, pero no se aceptó que la región suriana se constituyera en nuevo estado, la Capitanía General del Sur siguió repartida entre los ahora estados de Michoacán, México y Puebla.
     La división de un territorio siempre es estratégico en una lucha, delegar aéreas de poder y administración, fueron algunos de los pensamientos de los iniciadores de la Independencia de México; la erección de la provincia de Tecpan  por José María Morelos y Pavón, creada en 1811 y ampliada en 1813, dejó de existir  en 1817 a la muerte de los principales caudillos de la independencia; fue  sumamente necesaria, porque desligó a las fuerzas insurgente de toda influencia española, tanto eclesiástica como civil, que permitió agrupar a los ejércitos independientes en una jurisdicción con mando y administración propios.
     Vicente Guerrero, soldado combatiente nacido en Tixtla en 1782, dirigente del partido yorquino (demócrata y liberal), las bases de su pensamiento político eran: Independencia Nacional, Gobierno Republicano Representativo y Reforma Social, con la revolución de la acordada fue derrocado por el General Bustamante y fusilado en Cuilapan, Oaxaca, el 14 de Febrero 1831.
     Era inconcebible que en ese entonces 1847, no se aceptaba el derecho a constituirse en una entidad federativa a una región cuyos hombre decidieron el destino de México y la emancipación del yugo español y que lucharon por la paz de un gobierno republicano y popular; y fue hasta el 27 de octubre  de 1849, por medio de un decreto firmado por el presidente de la Republica José Joaquín de Herrera, se declara “erigido en la federación mexicana un nuevo estado con el nombre de Guerrero”.

     
Publicar un comentario