sábado, 3 de septiembre de 2016

Del Director



Aunque el método no fue quizás el apropiado, muchos ciudadanos de Tecpan aplaudieron el desbloqueo carretero que hace días llevaron a cabo taxistas de este municipio sobre la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, para protestar por el servicio de pasaje que últimamente vienen llevando a cabo camionetas urvans en el tramo de la carretera Tecpan- Atoyac y viceversa.

Resulta que taxistas de la cabecera municipal de la tierra de Tatagildo, bloquearon por algunos minutos la vía Federal que atraviesa esta cabecera Municipal, para protestar por el nuevo servicio de pasajeros que prestan a partes iguales transportistas del municipio de Atoyac y de Tecpan. Eso sí, con camionetas nuevas que ya empiezan a gozar de la preferencia de los pasajeros ello incomodo a los taxistas y lo primero que hicieron fue bloquear la carretera como ya es costumbre de otras organizaciones sociales y de la CETEG. Esto no fue bien visto por algunos ciudadanos civiles de quienes se ignora si fueron de esta población, del municipio de Atoyac o de algunos vecinos de comunidades que se han visto beneficiados con este nuevo servicio de transporte que los realizan de manera directa entre Atoyac y Tecpan como ya se dijo líneas arriba.

Resulta que los ciudadanos no identificados llegaron al plantón y sin decir agua va les dieron de plazo un minuto para que se retiraran y si no los desalojarían a la fuerza con palabras altisonantes claro, lo que de momento no gusto a los bloqueadores pero que finalmente tuvieron que acatar esa terminante orden.

En la Costa Grande como en otras partes del Estado y del país es muy común bloquear carreteras, tomar edificios y oficinas públicas para exigir a las autoridades apoyos personales que solo benefician a los interesados y perjudican a toda una sociedad, principalmente a niños de escuelas, trabajadores, enfermos que son trasladados a algún hospital o a las amas de casa cuando salen a hacer sus compras.

Quizás no fue la medida acertada pero debiera servir de ejemplo para que quien intente realizar actos de este tipo lo piense dos veces por que la gente, ya se está cansando de estos actos que en nada ayudan al bienestar social y si perjudican a casi toda la población.


Quienes tuvieran alguna inconformidad por la mala atención del gobierno deberían bloquear las oficinas del funcionario que no les presta la atención debida, aunque también cabe la aclaración que estos son actos penados por la ley que se castigan con cárcel. Decimos lo anterior para que después estas personas bloqueadoras de instancias de gobierno no se hagan las victimas cuando se les aplique la ley que norma nuestro estatuto jurídico.
Publicar un comentario