domingo, 5 de junio de 2016

Niega abogado de Acapulco estar ligado con el crimen, ejecuciones y tener protección del gobernador Astudillo Flores


.- Pide a la periodista Denise Maerker, de Televisa, derecho de réplica por reportaje.

.-Asegura no tener ninguna orden de aprehensión en su contra como asegura el fiscal.

Francisco Cárdenas/Especial IRZA
Acapulco, Gro., junio de 2016 (IRZA).- El presidente del Colegio de Abogados Penalistas del Estado de Guerrero, Alfredo Pérez Zárate, acusó una campaña de “linchamiento” a través de ataques mediáticos para dañarlo moralmente en su imagen profesional y personal.

En entrevista telefónica, el letrado indicó que este jueves en el programa “Punto de Partida” que dirige la periodista Denise Maerker y se transmite por Televisa, abordan un conflicto entre particulares y lo hacen pasar como un asunto de interés público, sorprendiendo a periodistas de medios nacionales.

El mismo caso, recordó, fue publicado de manera “tendenciosa” en el periódico El Universal hace dos semanas, relacionado con un litigio que se ventila en el juzgado IV del Ramo Civil con sede en Acapulco con número de expediente 363/2015-II.

En el reportaje, detallan un par de entrevistados que el abogado, por intentar quedarse con unas propiedades, los amenazó con que de no cedérselas, se atendrían a las “consecuencias”.

Luego relacionan al abogado con una serie de crímenes (de abogados de su contraparte) y además una colusión con funcionarios de primer nivel, entre ellos el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Robespierre Robles Hurtado.

“Se trata de un ardid utilizado en mi contra usando para el efecto la grave situación de inseguridad y violencia que ha afectado en los últimos meses tanto el puerto de Acapulco”, dice en su defensa el abogado penalista.

Asegura que no anda huyendo de la justicia porque no existe orden de aprehensión en su contra, y si la existiera, “el Fiscal no tiene por qué andar divulgándolo, ni ningún funcionario a su cargo, porque me pondría sobre aviso para evadir la detención, pero no es mi caso”.

Pérez Zárate precisa que el conflicto con Glafira Pineda y Javier Nava Calleja es porque se dicen representantes de Bertha Calleja, supuesta propietaria de un departamento que rentó para establecer su despacho en abril de 2014, en la calle Horacio Nelson número 15C del fraccionamiento Costa Azul.

El reconocido abogado negó además tener protección del gobernador Héctor Astudillo y del presidente del Tribunal Superior de Justicia, Robespierre Robles Hurtado, como acusan sus detractores, sin mostrar pruebas de sus dichos.

Alfredo Pérez Zárate solicitó difundir una carta aclaratoria realizada por él mismo, acompañando el texto de la entrevista sobre el caso, con la finalidad de presentar su testimonio a la población y a la vez solicitar a Denise Maerker derecho de réplica.

En la carta, el penalista advierte que “se prepara de manera sistemática una embestida del fiscal general del estado en mi contra”.

Y precisa respecto de sus acusadores: “Javier Nava Calleja y Glafira Pineda son de estas personas que se dedican a acusar sin probar lo que, en este caso, llegan al extremo de decir: que tengo vínculos con la delincuencia organizada, lo que pone en peligro mi vida, particularmente en este atribulado puerto de Acapulco en el que las bandas criminales mantienen una sangrienta disputa que ha llegado a extenderse a la población civil. Quizá es lo que buscan, hacerme objeto de alguna agresión, por lo que si algo me llega a pasar los hago responsables directos de algún atentado en mi contra.

“Lo peor del caso es hacerme responsable de la muerte de dos empleados o intermediarios suyos, situación que me lastima y me ofende dado que es público y notorio que en Acapulco en los últimos meses han ocurrido múltiples asesinatos contra diferentes personas -taxistas, comerciantes, líderes populares-, y el gremio de abogados también ha aportado su cuota de sangre a esta vorágine de violencia galopante”. 
Publicar un comentario