lunes, 11 de abril de 2016

Confía alcalde de Tixtla que gobierno estatal destine recursos extraordinarios para laudos laborales


Josefina Aguilar Pastor/NOTYMAS
Chilpancingo, Gro., abril de 2016 (NOTYMAS).- Confió Hossein Nabor Guillen, presidente municipal de Tixtla, que el gobierno del Estado, apoye a su administración con recursos financieros extraordinarios para cubrir laudos laborales generados en administraciones anteriores que han puesto en riesgo no solo el presupuesto del municipio, sino incluso su estancia como alcalde.

Sobre el problema financiero que enfrenta el municipio de Tixtla, derivado de un requerimiento de pago de laudos laborales y un juicio mercantil por más de 130 millones de pesos, que fue dado a conocer desde el inicio de su administración el pasado 28 de enero de este año, Nabor Guillen, dio a conocer que ha pedido el apoyo del gobernador Héctor Astudillo Flores, con quien se ha reunido en distintas ocasiones y le ha ofrecido su apoyo.

Dijo que por el momento, ha recibido apoyo estatal sobre infraestructura social, sin embargo, a través de la Coordinación de Fortalecimiento Municipal, espera recibir apoyo económico, aunque admitió que es muy difícil que el gobierno del Estado, realmente pueda apoyar al municipio de Tixtla y otros más que enfrentan este mismo problema de laudos laborales.

“Estamos esperando una respuesta más concreta del señor gobernador, ojala que la podamos tener a la brevedad posible”, sin embargo, el único que pudiera realmente apoyar en este sentido, indicó el alcalde de Tixtla, es el presidente de la república  a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP), porque es la instancia con los recursos suficientes para apuntalar a los municipios, a través de fondos para contingencias establecidos en esa dependencia, afirmó.

De manera particular, Nabor Guillén dijo que se estaría documentando sobre los programas y reglas de operación de cada uno que maneja la SHyCP, a fin de poder proponer en el cual podría ampararse  para cubrir  los 60 laudos laborales pendientes, por el orden de alrededor de 33 millones de pesos, que subrayó, están ahorcando a su administración, que al año, recibe solo 30 millones de pesos para el pago de nómina.

Refirió  que para sanear un poco sus finanzas, ha tenido que despedir a cincuenta trabajadores, cuya liquidación conforme a la ley, representó un gasto de más de 500 mil pesos, que para un municipio como Tlxtla “representa un dineral”, luego de que de acuerdo a su antigüedad, pagó de entre 10 a 25 mil pesos a cada trabajador despedido, acotó.

Y lo ha hecho de esa manera, porque los laudos laborales que en este momentos enfrenta su gobierno, fueron generados por alcaldes anteriores, que solo despidieron a las personas o les dejó de pagar, si liquidarlas conforme a ley en consecuencia éstas demandaron y es el problema que ahora él está enfrentando y que está poniendo en riesgo no solo e presupuesto municipal, sino incluso su permanencia como alcalde y el de la síndica, debido a que la ley actual, contempla la remoción de estos dos cargos, entre otras causas.


Por ello, dijo confiar en que en breve, el gobernador del Estado, le dé una respuesta más concreta sobre el apoyo que puede brindarle, para superar este problema financiero. (NOTYMAS)
Publicar un comentario