lunes, 22 de mayo de 2017

Firman minuta de acuerdo para reabrir centros comerciales en cinco municipios de Guerrero


Resultado de imagen para walmart

Rosario García/NOTYMAS
Chilpancingo, Gro., mayo de 2017 (NOTYMAS). Luego de casi 36 horas de mantener cerradas 9 tiendas departamentales de la cadena Walmart de cinco municipios de la entidad, en demanda del pago justo por concepto de reparto de utilidades, se firmó la minuta de acuerdos para reabrir los establecimientos comerciales.
Tanto el secretario del Trabajo y Previsión Social del gobierno estatal, Óscar Rangel Miravete, como el delegado federal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Felipe de Jesús Delgadillo Blanco, atestiguó la firma de convenio mediante el cual, los casi 400 empleados se comprometieron a regresar de inmediato a sus labores y los representantes jurídicos de la cadena empresarial no realizarán ningún tipo de represalias ni aplicarán descuentos a los trabajadores inconformes.
Sobre la principal petición de los empleados de las 9 tiendas cerradas, quienes exigen el pago justo de reparto de utilidades, los empresarios justificaron que lo que se les pagó por ese concepto este año es lo que se les ha pagado en años anteriores, dependiendo de la antigüedad del trabajador y su sueldo; "pero que esta ocasión no fue acompañado por la bonificación que se otorgaba a las empresas que lograban sus metas al mes de marzo", informó el secretario del Trabajo y Previsión Social del gobierno estatal.
Rangel Miravete explicó también que como parte de los acuerdos para levantar el paro, la dependencia a su cargo realizará una revisión a partir del 31 de mayo en cada tienda para verificar que se cumplan las condiciones laborales de trabajo "entre ellas que el reparto de utilidades haya sido conforme a lo que la empresa declaró al SAT".
Desde temprana hora del domingo los trabajadores de las tiendas Walmart, Aurrerá y Sam´s Club de los municipios de Chilpancingo, Taxco y Ciudad Altamirano cerraron sus centros de trabajo en demanda de un pago justo del reparto de utilidades, puesto que el año pasado recibieron 2 mil 500 pesos por ese concepto y este año les pretenden pagar solo 300 pesos.
Se quejaron también porque los sueldos que paga esa cadena comercial en promedio son de mil 200 pesos a la quincena, por lo que consideraron que es obligación de los administradores pagar la cantidad que contempla la ley por concepto de reparto de utilidades.
La mañana de este lunes se unieron a la protesta los empleados de las tiendas Aurrerá de Tixtla y Sam´s Club de Acapulco. Las 9 tiendas abrieron las puertas al público luego de la firma del convenio, con el compromiso de que no habrá ningún tipo de represalias contra los trabajadores. (NOTYMAS)


Publicar un comentario