jueves, 16 de junio de 2016

Las acciones de seguridad no han sido rebasadas en Guerrero, asevera Astudillo Flores



Juan José Romero/NOTYMAS
Chilpancingo, Gro., junio de 2016.- El gobernador, Héctor Astudillo Flores reconoció que la narcoviolencia sigue siendo un grave problema que prevalece en Guerrero, sin embargo dijo que las acciones de seguridad no han sido rebasadas y más bien “hay mucha delincuencia en Guerrero, esa es mi respuesta, hay mucha delincuencia”.

Luego de convivir con vecinos del Barrio de San Antonio, Astudillo aseguró que ante esto su gobierno “está haciendo cosas” haciendo referencia a las acciones en materia de seguridad para abatir este tipo de problemas.

“Hacer cosas, coordinarse para enfrentar porque como lo he dicho a veces pega en Chilapa, a veces pega en Tierra Caliente, a veces pega en Acapulco, a veces pega en Chilpancingo, la verdad es que el problema es muy serio”, expuso el mandatario.

Consideró que las acciones de seguridad no han sido rebasadas y más bien dijo “hay mucha delincuencia en Guerrero, esa es mi respuesta hay mucha delincuencia”.

Insistió que a más de 7 meses de que entró en funciones la presente administración existe gobernabilidad en la entidad, y coordinación con los municipios, y lo mismo con la federación, sin embargo, aseguró que el problema de la entidad es la “narcoviolencia”, haciendo énfasis que en la medida que esta problemática se disminuya, Guerrero estará nuevamente en la normalidad.

Luego fue cuestionado sobre la posibilidad de legalizar la siembra de la amapola con fines medicinales, y respondió que habría que estar pendientes con lo que sucede en el Congreso de la Unión quien retiró la propuesta de aumentar la cantidad de marihuana para uso.

En cuanto al problema magisterial, cuyas acciones en los últimos días han ido aumentando de intensidad, tras la captura de uno de los líderes de la sección 22 de Oaxaca, Astudillo Flores reiteró su exhorto a la CETEG a no dañar los edificios “lo material que tiene en este caso Guerrero”.

Insistió que no resolverán nada los maestros quemando edificios, y en cuanto a la detención de Rubén Núñez uno de los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el mandatario guerrerense pidió que los maestros disidentes se manifiesten en el marco de la ley.

“Que no vayamos a provocar daño a terceros, ha habido respuestas muy objetivas, y también actitudes reconocibles, algunas reprobables pero al final de cuentas Guerrero no se va, ni se va a deshacer, ni se va a convertir en un estado extremadamente maravilloso en el problema que estamos viviendo”, indicó.

Se dijo respetuoso de los derechos constitucionales de los profesores, y rechazó que hasta el momento se haya dado alguna reunión con el magisterio disidente.

Cuestionado sobre la situación de los comunitarios que el pasado fin de semana detuvieron al menos a 15 personas, presuntos falsos comunitarios, fue calificado por el gobernador como “un pleito entre grupos delincuenciales, y hay que tratar de evitar que no se metan otros más, en este caso lo que han sido policías comunitarios que se han manejado dentro de la ley”, explicó.

En cuanto al amague de feligreses católicos que el pasado fin de semana salieron a la calle a manifestar su inconformidad ante la propuesta del Presidente Enrique Peña Nieto para permitir los matrimonios entre personas del mismo sexo, consideró que se deben respetar los derechos de todos.

Y aunque aseguró que el problema tiene varios años, comentó que es tiempo de inclusión, sin dejar de reconocer que algunas cosas les gustan a algunos y otros que no, por lo que se dijo respetuoso de todos, quienes tienen preferencias de todo tipo. 


Publicar un comentario