martes, 24 de mayo de 2016

Considera Leyva Mena que hechos delictivos no se pueden detener



Josefina Aguilar Pastor/NOTYMAS
Chilpancingo, Gro., mayo de 2016. La violencia es el signo de estos tiempos, se tiene que entender así, señaló el presidente municipal de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, quien admitió que a pesar de la coordinación del municipio con el gobierno federal y estatal, hay hechos delictivos que no se pueden detener.

Luego de los hechos de violencia que se suscitaron este fin de semana, donde fue asesinado un hombre en la calle principal de la colonia Viguri, y la agresión a tres hombres que se encuentran hospitalizados, así como el secuestro de una mujer, el mandatario municipal, dijo que son actos generados por el problema de la violencia.

Reconoció que esto ocurre, por encima de los 400 elementos de la policía federal que se encuentran destacamentados en Chilpancingo, y de acciones que ha emprendido su gobierno municipal, como el acordonamiento de zonas con alarma, y la implementación del programa “Vecino Vigilante”, al que se han integrado 92 colonias de la periferia.

Leyva Mena señaló que como municipio, solo les corresponde la prevención del delito mientras que el combate de la delincuencia es responsabilidad de los tres órdenes de gobierno “y nosotros no podemos acatar todo lo que ocurre, hay delitos de carácter federal donde el municipio no tiene competencia”.


El munícipe aseguró que su gobierno, se coordina con el gobierno federal y estatal, pero que hay hechos de violencia que no se pueden detener, afirmó que se realizan recorridos policíacos, pero esta situación de la violencia lo tiene que ver con mucho cuidado. “la violencia es el signo de estos tiempos, se tiene que entender así, y nosotros tenemos que coordinarnos como autoridad”,  señaló.
Publicar un comentario